18.05

Farming Up, el salto a la agricultura de precisión by TIMAC AGRO

La agricultura moderna se enfrenta a gran cantidad de retos y el agricultor está en el centro del desafío.

En este contexto, la agricultura digital nace para apoyar la transformación hacia un sector más competitivo creando sistemas que ayudan a la toma de decisiones.

Y es precisamente en el manejo experto de la herramienta, donde la figura del asesor técnico de campo cualificado, se hace más necesaria que nunca.

 

Análisis de datos para la toma de decisiones

La cantidad de datos que se generan durante la actividad agrícola es muy elevada, al igual, que son numerosas las fuentes que los originan. La complejidad que esto supone para su análisis ha llevado a TIMAC AGRO a diseñar una herramienta capaz de aunar toda la información en una sola plataforma y mostrarla de forma útil en un solo dispositivo.

 

¿Qué es farming up!?

Farming Up! es la gran apuesta tecnológica de TIMAC AGRO en inteligencia agrícola. Una herramienta para uso exclusivo de los técnicos de la compañía, que supone un salto cualitativo para la actual agricultura 4.0, y se presenta como un sistema de ayuda a la toma de decisiones para la gestión eficiente de los cultivos.

FARMING UP! permite, entre sus múltiples funcionalidades, registrar información georreferenciada en tiempo real, analizar y predecir parámetros agroclimáticos, comparar la evolución de cada plantación mediante índices radiométricos, elaborar planes de fertilización, calcular las necesidades hídricas o predecir enfermedades, etc.

Toda esta información generada por la herramienta, será compartida por los técnicos de TIMAC AGRO con los agricultores a través de informes personalizados. Además, FARMING UP! está concebida como un sistema abierto capaz de conectarse con otras plataformas agro digitales y fuentes de datos, sensores o dispositivos de terceros.

 

Beneficios para el agricultor

Gracias a la tecnología de Farming Up!, es posible realizar diagnósticos precisos para prescribir las acciones necesarias en el momento y en el lugar adecuado. Algunos de los ejemplos directos de los que el agricultor puede beneficiarse son:

  • Realización de planes nutricionales y fitosanitarios de alta precisión corregidos por los análisis y observaciones realizados en campo.
  • Análisis agroclimático.
  • Seguimiento del cultivo mediante índices de vegetación y creación de ambientes.
  • Estimación de necesidades hídricas y mejor manejo del riego.
  • Establecer planes de prescripción variable.
  • Previsión de plagas y enfermedades.
  • Consulta de información de mercados.